María Canedo

Una luchadora incansable

Los tuyos

Mi madre, María Canedo Canedo, ha pertenecido a esa generación de hombres y mujeres luchadores, autodidactas de la supervivencia y de una insobornable lealtad hacia los suyos. Ha tenido una vida, como muchos gallegos, marcada por la emigración, en su caso a Brasil, y una entrega absoluta a sus tres hijas y nietos tras quedarse viuda con tan solo 42 años. Una amiga hace unos días me pasó un artículo de la catedrática de ética Adela Cortina, del cual transcribo literalmente un fragmento: «‘‘¿Quien hallará a una mujer fuerte? Es mucho más valiosa que las perlas. Es como nave de mercader que trae riquezas desde lejos, como fuente inagotable de bien, nunca de mal’’. Libro de los proverbios». Muchas mujeres hicieron proezas, tú una de ellas.

  Es palabra de Dios y sencilla palabra de tus hijas, sencilla palabra nuestra.